Boda Vintage
sweet vintage

Hace unos días organicé para una hermosa pareja que espero hoy esté disfrutando del maravilloso sentimiento de estar recién casados, una boda vintage y nos aseguramos que este estilo estuviera en cada elemento decorativo y en cada rincón.

En materia de bodas, hay mil temáticas con nombres muy particulares que evocan alguna época, película o personaje que ha pasado a la historia. Bodas estilo gran Gatsby, industriales, bohemias y nuestra protagonista de hoy, una boda vintage. Quiero aprovechar la experiencia que tuve recientemente para hablarles de cómo organizar una boda tomando lo mejor de este estilo; porque su esencia va más allá de reutilizar lo “viejo”.

Este estilo se refiere al uso de elementos antiguos, clásicos y llenos de buen gusto para la decoración, actualmente está siendo muy relacionado con los años 20, por eso las bodas vintage recrean todo el romanticismo y majestuosidad de esta gloriosa época recordada también por el cine mudo y Charles Chaplin. 

Así que si quieres una boda vintage, empieza a imaginarte los campos de flores y los viñedos de Francia e Italia de “los locos años 20”. Este clásico estilo también busca recrear la belleza de las piezas hechas a mano y forjadas en madera, así que ya puedes empezar a llevarte los baúles y  barriles en madera de la casa de tus abuelos. 

Volviendo a mi historia sobre la reciente boda vintage que mi equipo y yo organizamos, la novia quería un matrimonio privado, clásico, romántico y muy muyyy vintage. Creamos un ambiente en colores pasteles adecuando los espacios del lugar, las ventanas y las columnas con flores. Para la ceremonia incluimos un encantador marco floral en el altar, un tapete de pétalos  de rosa blancos y un marco de puerta como entrada para la novia. Para la recepción, la mesa principal se visitó con toques rústicos, en combinación con artículos decorativos de lujo, como un candelabro en cristales con flores.

Para lograr un estilo vintage en tu boda puedes usar muchos elementos, los más característicos son los cuadros, marcos, cortinas con estampados y definitivamente, los jardines combinan perfecto con este estilo. Evita los colores muy brillantes pues no van con la temática, y sobre todo diviértete mucho con la decoración, qué tal vajillas muy old style, candelabros, porta-retratos, cámaras antiguas y lo mejor… nunca la maquina de escribir o el radio que ha pasado por tu familia de generación en generación y que tienes en lo más recóndito de tu casa había sido tan útil. 

Una nueva tendencia que está siendo muy utilizada en la decoración de una boda vintage es el estilo wash, que es nada más y nada menos que el uso de madera blanca con acabados que  dan una sensación de antigüedad en las sillas, mesas, cajones etc. y que luce súper delicado y además permite crear un ambiente lleno de tranquilidad y sutileza. 

Algo muy original es incluir a tus invitados en la temática que escogiste, así que asegurate de escribirlo en tu invitación “etiqueta de vestir = muy vintage”, será una excelente idea y todos estarán listos para transportarse a una época muy romántica, llena de arte, Jazz y muchísimo estilo. 

Maria Fernanda Sánchez logo