Un día muy especial, una boda pequeña, íntima , con espacios en los que contaban a sus amigos y familiares su historia de amor. Las mesas parecían mágicas, llenas de flores y follajes en tonos muy frescos y románticos.


Con ellos compartimos momentos, risas, y planeamos cada detalle en armonía con sus deseos, con el que celebrarían el comienzo de su nueva vida.


Los llevamos en nuestro Corazón. D&F

Maria Fernanda Sánchez logo