¿Por que contratar a un wedding planner?
wedding planner ayudando a la novia

Mucho se dice que contratar una wedding planner es para novias con presupuestos ilimitados y que quienes ejercemos esta labor cobramos demasiado para lo “poco” que hacemos. Incluso hay quienes dicen que es mal invento porque imponemos nuestros gustos (y proveedores) favoritos desconociendo los intereses de la novia. Nada más alejado de la realidad.

Y aunque no puedo meter las manos al fuego por todos los que hacen parte de este fascinante mundo de la planeación de bodas, en todos mis años de experiencia si puedo decir que han sido más las novias felices que me agradecen con honestidad y cariño la guía que les brindo a la hora de materializar lo que para muchas es un sueño desde la infancia.

Aprovechando el espacio de mi blog, hoy he querido reflexionar un poco sobre mi propio oficio y sobre el porque contratar a una wedding planner.

orquideas de Maria Fernanda Sánchez

Parto siempre del hecho de que un matrimonio es un rito de celebración en el que dos personas que se aman han decidido compartir esa felicidad y esa decisión de conformar un hogar juntos con sus seres queridos. Entendiéndolo de este modo no hay sentido en que se busque imitar bodas de Pinterest o quizás lo que hizo la prima Juanita o la amiga Pepita en su matrimonio. La realidad es que cada boda debería ser única sencillamente porque cada pareja es única y es aquí donde encuentro la primera razón por la cual contratar a una wedding planner: somos las personas que estamos aquí para ayudarte a descubrir cuál es el tipo de boda que envisionas y hacerla realidad.

El primer ejercicio que realizo con mis clientas es entrevistarlas para ayudarlas a descubrir y a tener muy claro cómo desean disfrutar su día de bodas. Una vez saben de qué forma desean vivir ese momento con sus familiares e invitados no hay necesidad de encapsularse en temáticas (vintage, española, bohemia…) que muchas veces no tienen muy claro ni siquiera lo que significan.

_

Hay novias que detestan las rosas; otras que no les gustan las hortensias. Las hay también que no quieren ver perlas en su decoración porque han escuchado que es de mala suerte y en fin, miles de cosas más. Una wedding planner nunca te sesgará, ni te limitará creativamente.

_

Todo lo contrario, te asesorará para que desde tu personalidad y tu visión te ayude a crear tu boda soñada.

Y es ahí donde está la clave del asunto y mi segunda razón por la cual deberías apoyarte en una experta para organizar tu matrimonio: una buena wedding planner es una mano amiga que te ayudará a que tengas la boda que tu deseas…no la que les gustaría a tu mamá, a tu suegra, a tus amigas o cualquier otra persona que desee imponer sus gustos en tu día especial.

Recuerdo una de mis clientas que me contaba desesperada que ella odiaba el azul, pero que su madre quería que la decoración tuviese ese color porque decía que era de la realeza… En esos casos trato siempre de darle manejo pero enfatizando en que es a partir del gusto de la novia que se crea el evento.

recien casados

¿En cuantas ocasiones ha ocurrido que los novios subestiman ciertos detalles y llegan al día de la boda endeudados pues han cometido errores de planeación que les han generado mayores gastos?

Y es que aunque la creencia popular afirma que una wedding planner es un lujo reservado para millonarios, realmente es una inversión para lograr el resultado que deseas haciendo buen uso de tu presupuesto.

En esta misma línea, otra razón de porque contratar a una wedding planner es la practicidad de tener a una persona con amplio conocimiento sobre los distintos proveedores según lo que desees lograr; así como una experta que conoce no solo las últimas tendencias en cuanto decoración sino también de los tiempos necesarios según el tipo de boda y la etiqueta y protocolo para que durante el evento nada se salga de control.

novios saliendo de la iglesia

Otro mito alrededor de los matrimonios promulga que la organización de la boda corre siempre a cargo de la novia con el acompañamiento de la madre y la suegra. Dejando para el hombre el papel de presentarse el día de la ceremonia. Por mi experiencia diré que no hay nada más erróneo. Si bien es cierto que los novios ceden un poco el roll de la organización a las mujeres de la familia y a su futura esposa, no me cabe duda que su participación es fundamental para el desarrollo de un evento hermoso.

Primero porque a ellos también les gusta sentirse partícipe de la planeación de su boda. Y segundo, porque su practicidad resulta determinante a la hora de escoger la comida o el licor. Una buena wedding planner sabe esto y siempre animará a que la boda sea esa ceremonia auténtica en donde la novia y el novio se sientan cómodos pues están celebrando su amor en un evento que refleja su personalidad.

orquideas de Maria Fernanda Sánchez

Por el momento me despido, no sin antes dejarles este último consejo: es tu boda, no la de tu amiga o la de tu mamá o la que viste en la revista. Por eso debe tener tu sello; debe reflejar tu gusto… esa es la esencia de porque tenemos que personalizar todo y el porque contratar a una wedding planner es la mejor forma de crear una boda tan única como tu.

_

Un abrazo para todas,

_

María Fernanda.